Hanukah 5772

 

 

 

Existe una canción referida a la Hannuká, que dice: «La Hannuká llega una vez al año, trayendo historias de días antiguos; contando la historia maravillosa de cómo la lámpara [del Templo] quedó encendida durante ocho días completos aunque contenía aceite para un solo día».

 

La festividad de la Hannuká es desde la época de la hegemonía helénica en Israel, comenzada con la conquista de Alejandro el año 332 a. C.; según puede leerse en los libros bíblicos de I y II Macabeos, aunque no se hace mención a ella en el Tanaj hebreo. Cuando se corona como rey de Siria a Antíoco IV Epífanes (175 y 164 a. C.), éste decide helenizar al pueblo de Israel, prohibiéndole así a los israelitas seguir sus tradiciones y costumbres. Un grupo de la tribu de Judá conocido como los Macabeos (dado que su líder era Yehudá Macabí), provenientes de la zona de Modi'ín, comenzaron a rebelarse contra los soldados griegos, negándose a realizar actos que iban en contra de su propia religión. Tuvieron una lucha difícil, y eran minoría contra el ejército griego; sin embargo su estrategia, decisión y fe los condujeron al milagro de Hannuká: ganar pocos contra muchos.

 

Según el Talmud (Guemará, Shabat 21), al terminar la guerra, los Macabeos regresan a Jerusalén y encuentran el Santo Templo profanado, con la menorá (un candelabro de siete brazos) apagada, y aceite ritualmente puro suficiente para encenderla un solo día. Tardaron ocho días en conseguir más aceite; y sin embargo, el poco que tenían mantuvo encendida la menorá durante todo ese tiempo.

 

En los libros bíblicos I Macabeos y II Macabeos se puede leer sobre la institución de la Hannuká. El primero narra: «Durante ocho días celebraron la dedicación del altar... Entonces Judas y sus hermanos y toda la asamblea de Israel, decidieron que la consagración del nuevo altar se debía celebrar cada año con gozo y alegría durante ocho días, a partir del día veinticinco del mes de kislev» (I Macabeos 4:56-59). De acuerdo con II Macabeos (10:6-8), «lo celebraron con alegría durante ocho días, a la manera de la fiesta de los Tabernáculos... toda la asamblea aprobó y publicó un decreto en el que se ordenaba que todo el pueblo judío celebrara cada año estos días de fiesta».

 

El martirio de Hannah y sus siete hijos también ha sido relacionado con la Hannuká. Según una historia del Talmud (Tratado de Gittin 57b) y II Macabeos 7, una mujer judía llamada Hannah y sus siete hijos fueron torturados y ejecutados por Antíoco por negarse a comer cerdo, lo que hubiera sido una violación de la ley judía.

Mi Primer Alef Bet

caratula libro

Mandamientos

mitzvot

Parasha Niños

niños

Parashá Semanal

parasha semanal

Maestro Pedro

maestro pedro

Actividades

actividades info

Calendario Hebreo

calendario

Orden de shabat

orden shabat1

cocina kosher

cocina kosher1

Audio Musica

 

​ 

Shema Israel

shemapq

Anabekoaj

 

Buscar

Galeria de imagenes

Fases de la Luna

CURRENT MOON

 

Usuarios en Línea

Hay 49 invitados y ningún miembro en línea

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net